Palabras del Hermano Mayor, Francisco Romero, pronunciadas en el Pleno Extraordinario del Ilmo. Ayuntamiento de Espejo

29 DE MAYO DE 2008

          

ESPEJO, 29 DE MAYO DE 2008 

Señor Alcalde.

Señoras y señores concejales del Excmo. Ayuntamiento de Espejo.

Señoras y señores, buenas noches. 

Es un grandísimo honor poder dirigirme al Pleno de este Ayuntamiento, como Hermano Mayor de la Centenaria Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores y en nombre de los hermanos de la misma. Agradecemos profundamente, esta ocasión histórica de tomar la palabra es este salón de Plenos, para solicitar la concesión de la Medalla de  la Muy Leal Villa de Espejo para la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que veneramos en la Parroquia de San Bartolomé, con motivo del 375 aniversario de la fundación de nuestra Cofradía. 

La Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno, una de las instituciones más antiguas de nuestro pueblo, es depositaria de la extraordinaria devoción que generaciones de espejeños han profesado a esta bendita imagen. Devoción que ha traspasado los límites de nuestras tierras, extendiéndose dentro y fuera de España: Córdoba, Madrid, Barcelona, Alcoy, Francia, Alemania, son sólo algunos de los muchos lugares donde la imagen del Nazareno sigue vinculando a cientos de espejeños con su pueblo y con sus raíces. 

Difícil sería definir lo que el Nazareno significa para Espejo, pues forma parte indisoluble del sentir de esta Villa y de su historia desde hace casi cuatro siglos. A lo largo del año son incontables las personas que se acercan a su altar, a dar gracias o con alguna contraria pena; son los sentimientos de un pueblo, pues nada más y nada menos que eso, es lo que nos trae aquí esta noche y que son los que simboliza la sagrada imagen de Jesús Nazareno.

            Este sentir, como todos sabemos, tiene su punto de expresión máximo cada Viernes Santo, así desde 1633…con lo que la vinculación de Espejo y su Nazareno ha ido consolidándose, convirtiéndolo en símbolo de identidad colectiva. Pero además, son muchos los hechos y acontecimientos que nos dan fe de esta extraordinaria vinculación a lo largo de la historia, así podríamos citar: 

-         Los momentos de esplendor del siglo XVIII, con la realización de la cruz procesional de plata, la erección de una gran capilla en la Parroquia o la confección de una túnica bordada en oro. 

-         La participación de las sagradas imágenes del Nazareno y la Virgen de los Dolores en las misiones de mediados del siglo XIX. 

-         La procesión de 1894 en acción de gracias por haber librado a Espejo de una gran epidemia vírica. 

-         El patronazgo que Jesús Nazareno ejerció desde la fundación del Sindicato Obrero Católico de esta villa en 1920. 

-         La fundación de una Capilla musical con la dar cabida a la creación artística del maestro Arteaga, y que tanta significación ha tenido durante el siglo XX. 

-         La reorganización de la Cofradía tras la destrucción de casi todo su patrimonio en la desgraciada Guerra Civil. 

-         La procesión de rogativas del año 1945 por el fin de la sequía. 

-         La realización de una nueva túnica bordada con el esfuerzo y colaboración de muchas espejeñas en 1958. 

-         La salida extraordinaria en 1984 hasta el cementerio de San Roque, con motivo de la restauración del Nazareno. 

-         La realización de un paso procesional sufragado por cuestación popular en 1997. 

-         El Via Crucis del año 2000, conmemorando el año jubilar. 

-         Y más recientemente, la presencia en Internet, como ventana de Espejo abierta al mundo.

 Y junto a todo esto, lo más importante: la fe sencilla de un pueblo, con altibajos y momentos muy duros que también han conformado la historia de esta devoción, pero con la suficiente fuerza para seguir alumbrando el camino, por el bien de nuestro pueblo.

 El trabajo encomiable y el esfuerzo unido de tantas personas hacen que la Hermandad del Nazareno sea hoy, o al menos esté en el empeño, de ser semilla de buenos cofrades espejeños, así como una cofradía sólida que se proyecte al futuro con más fuerza que nunca. Las cofradías, en recientes palabras del señor obispo, no son sólo instituciones culturales o meras piezas de museo para admirarlas con nostalgia, son una realidad viva, actual y eficaz capaz de transformar nuestras vidas y llenarlas de sentido nuevo y definitivo. Que nadie dude que desde el cumplimiento fiel y verdadero de nuestros fines, que no son otros que el culto a Dios y a su Stma. Madre y el ejercicio eficaz de la caridad, contribuimos al futuro de nuestro pueblo y de nuestros convecinos.

             Nos acompañan hoy nuestro Párroco y consiliario, los representantes de las cofradías hermanas de Espejo y nos han precedido el apoyo de las asociaciones, entidades e instituciones de nuestro pueblo, así como las más de mil firmas de cuantas personas han querido unirse a esta iniciativa. Es la voz unida de muchas personas la que expreso ante este Pleno y esa unión es el principal objetivo de esta petición, que la concesión de la medalla de la Villa a Ntro. Padre Jesús Nazareno sea motivo de unidad entre los espejeños y sea una luz que alumbre nuestro futuro común como pueblo.  

Somos conscientes de que pedimos una excepcionalidad, como excepcional es la unión de Espejo y Jesús Nazareno. Son muchos los ejemplos de imágenes de especial veneración o significación que en España y especialmente en Andalucía, están distinguidas con las máximas condecoraciones de sus ayuntamientos, pues éstos, representantes legales y democráticos de los municipios, han optado por reflejar el sentimiento de los hermanos de las cofradías que así lo han pedido, así como del pueblo que los elige.

 Al tomar la decisión que ahora se somete a vuestra unánime aprobación, sólo hemos pretendido recoger el sentimiento general de los espejeños, con el orgullo y satisfacción de poder expresar personalmente la devoción y el respeto por Nuestro Padre Jesús Nazareno.

 Mi más sincera gratitud al Sr. Alcalde y a cada uno de los concejales de nuestro Ayuntamiento por atender mis palabras en esta noche. Y gracias a cuantas personas han hecho posible que lleguemos hasta aquí.  

Muchas gracias a todos.

Francisco Romero Bravo

Hermano Mayor

  VOLVER