Las Tres Caídas:

Ocurren en otros tantos lugares emblemáticos de la Carrera de Jesús: Casa Sola, puerta del colegio San Miguel y cerca de la parroquia de San Bartolomé.

El Paso de Jesús es bajado a tierra, mientras que hermanos y penitentes escuchan de rodillas al saetero de obligación (hermano encargado de cantar la Sentencia y las Tres Caídas).

En este apartado cabe destacar la figura de Antonio Reyes Córdoba fiel saetero de obligación , que cantó Las Caídas de Jesús desde 1937 hasta el final de sus días en 1997.

Se canta una saeta compuesta por tres estrofas, formando un conjunto de nueve, remontándose sus orígenes a finales del S. XVIII.

A continuación reproducimos el texto original de dichas estrofas.

1ª Caída

Hoy sufres en tu carrera

desprecios y bofetadas;

te hacen caer en tierra

con esa Cruz tan pesada

que hasta el suplicio te lleva.

Va la Reina de los Cielos

llorando triste y afligida

y sin encontrar consuelo

en tu primera caída

te hacen besar con tu

santa boca el suelo

Caído su Majestad

cruelmente le trataban

aquella turba infernal

su rostro abofeteaba

para hacerle levantar

2ª Caída

Al que predicó el bien

en las calles de Samaria

vemos en tierra caer

en la puerta judiciaria

de la gran Jerusalén.

Hacen los astros tu duelo

tierra y cielo se estremecen

se rompe en el templo el velo

y nadie se compadece

de verte besar el suelo

El Redentor de la vida

caído en tierra está

su cuerpo lleno de heridas

y sin poder caminar

con esa pesada cruz

¡ya te hacen levantar!

3ª Caída

Hoy para el mundo se ofrece

el Sacrificio Mayor

cielo y tierra se estremecen

de ver al Hijo de Dios

caer en tierra tres veces

El Rey de tierra y cielo

caído en tierra está

todos se glorian de verlo

levantarse y besar

con su santa boca el suelo.

Levanta ya de la tierra

y camina hacia el suplicio

que en faltándote las fuerzas

los ángeles sean propicios

para cumplir tu sentencia.

 

VOLVER